Después de 20 años volví a visitar Parque Naciones Unidas

En agosto de 2021 se me hizo al fin, ir al Parque Naciones Unidas, ya que la última vez que pude ir fue como en el 2001, más o menos. En esa ocasión era subdirigente de una sección en los scouts.

Ahora bien, en estas líneas les cuento sobre lo vivido en este lugar al que pude volver a visitar, ya pasados, fácil, 20 años.

Visita al Parque Naciones Unidas

Lo primero fue verificar con una llamada si había aforo limitado por la pandemia y confirmar algunos datos. Todo bien. Salimos de la casa a media mañana, porque la verdad nos fuimos de capiusa, ya que no asistimos a la escuela de Moka.

El proceso de entrada fue rápido y tranquilo, con todas las medidas. Hicimos el pago de Q12.00 de entrada por persona y Q5.00 de parqueo. Nos conducimos hacia el lugar que elegimos para estacionar y comenzó el paseo.

Atracciones en Parque Naciones Unidas, rumbo a Amatitlán

Aprovechamos la visita al parque porque caminamos por todos lados. Tiene un bonito mirador en la parte más alta, con dirección hacia el lago de Amatitlán.

También, pudimos recorrer por la que podría llamarse la calle principal, que tiene en una de sus orillas todo el panorama para continuar apreciando hacia abajo.

Paseamos también por varios senderos, como por ejemplo el que se llama Vista de pájaros, que es un camino empedrado, marcado, entre la montaña y bosque. Al salir nos dirigimos al área donde la gente puede llegar a preparar un su delicioso churrasco.

Cuando llegamos al área más buscada por todos aprovechamos que estaba algo vacía y nos tomamos fotos. Creo que esta parte es la más llamativa porque tiene representaciones a escala de los templos mayas de Tikal y Zaculeu, así como estelas de Quiriguá, Ceibal y muchos más. Todas, claro, son recreaciones de las originales.

Lo agradable de todo el paseo fue caminar entre la naturaleza, hacer ejercicio, despejar la mente (que tanto hace falta en estos tiempos) y disfrutar un paseo en un lugar de los llamados pet friendly.

Estuvo muy alegre esta visita que trajo muchos recuerdos de infancia y juventud, porque a pesar del paso de los años, el lugar guarda su encanto y es evidente el cuidado bajo el que se encuentra, tanto en instalaciones como en personal.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s