La Tribu K9, la escuela canina de Moka

Moka vino a cambiar nuestra forma de vida, pues se trata de una perrita de pandemia. En esta entrada te cuento cómo estuvo el asunto y lo que ha significado su llegada para mí. Muy alegre y todo, pero necesitábamos una escuela canina y llegamos a La Tribu K9.

La Tribu-K9: Una escuela para educar a Moka

En diciembre de 2020 empezamos a sentir la necesidad de que nuestra amada Moka recibiera sus clases para mejorar su comportamiento.

Nidia empezó a buscar y vimos en algunas opciones, cuando en una encontró un eslogan que decía algo así como que no se trataba solo de entrenar al perro, sino convertirlo a uno en su entrenador, con técnicas modernas y sin maltrato.

Entusiasmados y con nervios consultamos por WhatsApp y nos respondieron bastante rápido y con la información que les dimos ya nos dijeron lo que necesitábamos. Justo en ese mes iban a empezar con el curso para de Manejo de estrés y pirotecnia (por Navidad). Convencidos.

Fue así como empezó esta aventura.

Primer día de clases en La Tribu

Ese día, fue un 20 de diciembre, y yo no pude asistir. Tenía la ilusión de participar en una travesía MTB de Patzún a Panajachel y que sabía que no me podía perder. Ese viaje tuvo un sabor agridulce por la aventura que viví, pero me perdí su primera clase.

Ya con su velocidad y fuerza de los siete meses.

A Nidia la acompañó Aura, una de sus amigas. En ese primer día, Moka aprendió mucho y se comportó, digamos que bien.

Clases virtuales y presenciales

La pandemia también vino a cambiar el modo de vida y de trabajo, la escuela no fue la excepción y recibimos clases de manera virtual y también presenciales. Durante las virtuales aprendemos teoría y hacemos prácticas en vivo (cada quien en su casa) para ser evaluados en los ejercicios.

Mientras que en las presenciales no solo aprendemos con las indicaciones de nuestros profesores, sino que ayuda mucho a que los perritos socialicen y hagan amiguitos. Esto es muy importante, más cuando son cachorros y deben aprender a comportarse con otros perritos, así como Moka.

Moka y Lobo

Estamos en nuestro tercer mes y emocionados porque recién empezaron los clanes para ir viendo en qué queremos especializar a nuestros perritos. Ahora, nos vemos en una encrucijada: yo quiero senderismo o campamentos, mientras que Nidia se inclinaba más por el soporte emocional.

Sin embargo, el mantrailing también nos llama mucho la atención, porque desarrollará el olfato al máximo para buscar rastros de personas, ya sea por juego o quién quita en una búsqueda real.

Si quieres conocer un poquito más de MokaLaPastora y si tienes Telegram, dale una miradita al canal.

5 Comentarios Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s