Colazo Patitos extremos de #CDS Guatemala

Como bien es sabido, en #CDS, patitos se le llama afectuosamente a los principiantes y este colazo de octubre fue uno que programaron para que se apuntaran los patitos más atrevidos porque serían 35 kilómetros de recorrido con algunos pasajes extremos.

Primera vez con #CDS

Para este colazo se anotaron personas que iban por primera vez a un colazo con Ciclistas del Sur y también algunos para quienes era su segundo o tercer colazo.

Después de las indicaciones, recomendaciones generales y recordatorios de salubridad empezamos a rodar.

Cuando llegamos a la bajada de Playa de Oro encontramos que estaban haciendo trabajo de ampliación del camino de terracería. En mi caso bajé muy despacio porque sí sentía bastante húmedo el terreno y todavía con piedras grandes.

Esta vez fue diferente porque al llegar a la parte plana continuamos con rumbo al Relleno, en Amatitlán.

Patitos extremos a la montaña

Después de refrescarnos en el tiendazo, recibimos la indicación de que el colazo continuaba y avanzamos nuevamente.

Cuando el calentamiento terminó, después de dejar atrás kilómetros de asfalto, vendría el terreno cubierto de árboles y espacio suficiente para pedalear libremente, claro, con algunos pasos estrechos.

Fotos en el mirador

Avanzamos la mayoría de camino en subida, pues ese era uno de los retos. Superar el nivel de cada uno para retarse a alcanzar un mejor tiempo, no bajarse tan pronto en una cuesta, pedalear con un nuevo ritmo, según el objetivo de cada quien.

Como premio del ascenso, llegamos tranquilos al mirador para la foto del grupo y apreciar esta parte del Lago de Amatitlán desde este punto. Después de un tiempo, empezamos a pedalear para continuar con el recorrido porque faltaba un poco para comenzar el descenso.

El descenso ya fue otro asunto porque buscamos Humitos, pasando por otros lugares con partes adoquinadas y algunas bastante técnicas por la aparición de piedras grandes.

En este video se puede apreciar la velocidad con la que pasamos, unos más rápidos que otros, pero sí con la velocidad que la inclinación y el terreno permiten.

Los más aventados y diestros avanzaron más rápidamente en la última bajada que tiene un mayor grado de dificultad. Al terminar esta parte llegamos de nuevo a la carretera principal para dirigirnos hacia el Relleno y buscar el camino de regreso al punto de partida.

La foto de grupo a orillas del lago de Amatitlán no podía falta y ahora sí, de regreso antes de que la lluvia cayera como nos sucedió en el Colazo a Calderas.

La despedida de la flaca.

La famosa subida buscando Playa de Oro tuvo una nueva dificultad por los camiones y tractores que trabajaban el camino.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s